Apnea de sueño

Según la American Academy of Otolaryngology-Head and Neck Surgery, el cuarenta y cinco por ciento de los adultos normales ronca al menos ocasionalmente y un 25 por ciento es roncador habitual. Los ronquidos pueden ser un signo de apnea de sueño, un trastorno que hace que la respiración se detenga o se vuelva muy superficial. Las personas que sufren de apnea de sueño a menudo roncan muy fuerte; sin embargo, no todo el que ronca sufre de apnea de sueño.

En la apnea obstructiva del sueño, la vía respiratoria de una persona se bloquea durante el sueño y por lo general emite un sonido como de asfixia cuando la respiración se normaliza de nuevo. Además de tener un sueño inquieto, que puede producir somnolencia en una persona o afectar su desempeño laboral o escolar, la apnea obstructiva del sueño no tratada puede provocar problemas graves como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, diabetes y muchas otras afecciones médicas.

La apnea de sueño es más común en los hombres, en aquellos que tienen sobrepeso o que tienen antecedentes familiares o vías respiratorias pequeñas. Los niños con amígdalas grandes también pueden desarrollar apnea de sueño.

Se puede diagnosticar en base a antecedentes médicos y familiares, un examen físico y los resultados del estudio del sueño. Cambios en el estilo de vida, como bajar de peso, boquillas, cirugías y dispositivos respiratorios se utilizan para tratar la enfermedad.

Descubra cómo el Centro del Sueño de Doctors Hospital of Laredo puede ayudar a diagnosticar apnea de sueño >