Programa de abrazos para los bebés de la UCIN en Doctors Hospital

24 de abril de 2018
Programa de abrazos para los bebés de la UCIN en Doctors Hospital

Los participantes voluntarios del programa de abrazos dicen que abrazar a los bebés los tranquiliza a ellos también.

A través del Programa de abrazos, los voluntarios capacitados consuelan a los bebés durante su hospitalización cuando los familiares no pueden estar allí. La administradora de la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN), Gilda Villarreal, RN, explica que "muchos padres trabajan, viven fuera de la ciudad o no tienen medios para ir al hospital. La mamá puede estar enferma o en su hogar con sus otros hijos. Algunos de los bebés nacen con dependencia a ciertas sustancias, están bajo la custodia del estado, o están esperando la adopción y pueden quedarse allí por dos o tres meses".

Un neonato, un bebé prematuro o un bebé enfermo que tiene que quedarse en la UCIN puede recibir los beneficios de alguien que lo alce y lo abrace durante el tiempo que permanezca allí. El Touch Research Institute de la University of Miami descubrió que la terapia del contacto físico puede promover el aumento de peso en bebés prematuros, reducir el estrés e incrementar la función inmunológica.

Conozca más sobre el Departamento de Pediatría de Doctors Hospital of Laredo.

Los programas de abrazos están creciendo en los hospitales de todo EE. UU. porque ayudan a todos los que participan: el personal de la UCIN, los bebés y sus familiares y los voluntarios que a menudo sienten que también se tranquilizan al hacerlo.

Los voluntarios deben tener las mismas pruebas de diagnóstico, revisión de antecedentes y vacunas que los empleados del hospital. Además, reciben capacitación e información sobre seguridad, control de riesgos y confidencialidad en el hospital. Los voluntarios pasan al menos una hora con los bebés de la UCIN una o dos veces por semana.

La importancia de este contacto humano adicional para los bebés de la UCIN no debe dejarse pasar. Como dice Villarreal: "Cuando estamos enfermos, queremos que alguien nos cuide. Los profesionales de enfermería están ocupados, y estos bebés realmente necesitan que alguien los abrace para sentirse cuidados y amados".

¿Le interesa participar como voluntario en el Programa de abrazos? ¡Llame al 956-523-2113 para obtener más información o visítenos para recoger una solicitud!